Mitsubishi quiere su trozo de pastel

La empresa japonesa Honda fue la pionera en temas de robótica humanoide para el hogar, consiguió desarrollar un robot que andaba a dos patas e interactuaba con los seres humanos. Despues Sony hizo otro robot que corría y ahora es Mitsubishi quién intenta hacerse hueco en la robótica con el robot Wakamaru.

La empresa japonesa Honda fue la pionera en temas de robótica humanoide para el hogar, consiguió desarrollar un robot que andaba a dos patas e interactuaba con los seres humanos. Despues Sony hizo otro robot que corría y ahora es Mitsubishi quién intenta hacerse hueco en la robótica con el robot Wakamaru.

Mitsubishi piensa comercializar su robot “Wakamaru” entre finales de 2005 y principios de 2006, el Wakamaru es un robot de servicio muy especial, se trata de un robot mayordomo.

Un robot mayordomo es un robot capaz de desempeñar múltiples tareas diferentes, esto supone un gran reto para los diseñadores de la mecánica del robot y sobre todo para los diseñadores de su software. Resulta extremadamente difícil desarrollar robots que interactúen con un entorno tan abierto como el de un hogar.

El Wakamaru ahora mismo no es un alarde de inteligencia ni mucho menos, pero con los medios que proporciona se podría emplear como un robot mayordomo no-muy-inteligente para ricos con excesos de efectivo o como un robot “guía turístico” en museos.

Los planes de Mitsubishi al comercializar este robot son ambiciosos por que podrían abrir una moda, establecer un hito y sobre todo servir de pistoletazo de salida para que diferentes fabricantes comercialicen sus propias versiones de este tipo de robots.

Del éxito o fracaso comercial de este robot podría depender una escalada productiva y comercial que inundara el mercado de robots mayordomo, aunque eso es muy complicado debido a la complejidad del software que emplean este tipo de robots. Nadie quiere comercializar un robot que pueda pisar a los niños de la casa sin querer, o empujar el televisor del salón y tirarlo al suelo.

La apuesta de Mitsubishi no es tan ambiciosa de momento como podría parecer, ellos quieren fabricar y vender 100 unidades, así que todavía tendrá que llover mucho antes de ver a los robots mayordomo en nuestros hogares.

This entry was posted in spanish and tagged . Bookmark the permalink.